Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

   COMO DERROCAR AL RÉGIMEN SOCIALFASCISTA DE MADURO Y DIOSDADO.  
                                                                                                                                                  Un modelo político social no cae porque un grupo de personas estén permanentemente deseando su caída. No cae porque existan tuiteros excitados que creen que los gobiernos caen por tuiter.  Para que suceda un evento de esta naturaleza deben existir condiciones objetivas que conlleven a generar una situación insostenible socialmente y que luego pueda traducirse en acciones políticas que desemboquen en el evento de crisis de gobernabilidad y que necesariamente termine en un cambio de modelo, de régimen o de gobierno según sea el caso. Por otro lado, a esas condiciones objetivas deben estar presentes las condiciones subjetivas que activen, orienten y direccionen el proceso de  cambio. No basta con que la crisis económica expresada en escasez, costo de la vida, delincuencia, desempleo coloque a los venezolanos a padecer vergonzosas colas para lograr después de muchas horas comprar alimentos o papel higiénico, no basta con que la población se caiga a golpes entre ellos mientras hacen la cola, no basta que maldigan al presidente y sus enchufados, no basta con que gran parte de la base social chavista deje de apoyar al gobierno de Maduro y Diosdado Cabello.
   Para que el régimen caiga junto a su modelo es necesaria la organización de la sociedad desde sus bases, incluyendo a todo venezolano que realmente quiera un cambio de Modelo económico social, se necesita de organizaciones sociales y políticas que eduquen políticamente a los ciudadanos, que se logre hacer el trabajo político con la razón política y no con las emociones. Cuando trabajamos en base a emociones no es posible conseguir el cambio. En Venezuela tenemos la costumbre que grupos que aparentan ser de oposición se dan a la tarea de desarrollar estrategias basadas en emociones como el odio las cuales al final de cuentas favorecen al régimen y a la postre estos pequeños pero muy activos grupos terminan culpando a la dirección de partidos que es la Mesa de la Unidad Democrática. Uno a veces termina pensando si realmente la inteligencia cubana ha hecho tan bien su trabajo que la oposición está infiltrada por estos sujetos, sujetos que aparentan ser los más radicales, sabios y arrechos, pero resulta que siempre lo que hacen o financian terminan a favor del gobierno. Yo estoy por creer que esas personas que llaman un día a un "paro nacional", otro día a Guarimbear, otro día insultando a la MUD, esos , al final no creo que sean de una oposición política.
   Estamos claros que en Venezuela se vive momentos complejos y angustiantes, eso es cierto. Aquí debemos aplicar la máxima de que “quien se desespera pierde”. Necesario es en primer lugar la máxima unidad de todos los factores opositores, el gobierno se mantendrá en el poder si la oposición se divide, se suicida políticamente; en segundo lugar es necesario ir al encuentro del pueblo de a pié que creyó en el proyecto chavista y que hoy está dejando de apoyar al gobierno, ellos representan millones de personas que son venezolanas y que no se podrá lograr un verdadero cambio sin ellos, debemos ir a su encuentro; en tercer lugar, debemos organizar a los ciudadanos de todos los sectores y grupos sociales y formar conciencia política en la mayor parte de la población, no podemos permitir que las personas accionen por emociones, debe prevalecer la razón política. Se debe tomar en consideración datos cuantitativos que si bien no son los que en última instancia van a determinar nuestro accionar si es bueno tomarlos en cuenta para su consideración. Allí tenemos la última encuesta realizada por la encuestadora Keller,(cuarto trimestre de 2014)  la cual cuando aborda el escenario electoral para las elecciones parlamentarias a realizarse en pocos meses los encuestados responden : votarían por la oposición 37%, por el oficialismo 28% y abstencionistas potenciales 35%, es decir si sumamos los abstencionistas potenciales y quienes votarían por el oficialismo se alcanza un 63% , qué significa esto, que a pesar de que el régimen pierde apoyo este porcentaje no se desplaza automáticamente a la oposición, porque?  Pudiese ser que la conducta política de grupos opositores no son compartida por estos grupos que ya no apoyan al gobierno. Loa dirigentes y partidos que se la dan de más arrechos son quienes realmente infunden pánico político a millones de votantes. El odio no solo es de los colectivos también es de parte de opositores. El problema a resolver es: cómo hacer para lograr atraer a esos grupos sociales que antes apoyaban al chavismo o que también siempre han estado en los llamados NI-NI; cómo podemos involucrarlos en este proceso de cambio. Veamos, puede ocurrir que teniendo mayoría porcentualmente hablando para las próximas elecciones parlamentarias seguramente sacaremos más votos pero logremos menos diputados que el oficialismo tras el reacomodo de nuevos circuitos electorales. En esa misma encuesta se revela que los oficialistas están más motivados a votar en las parlamentarias que los opositores. Es decir, dadas así las cosas, el panorama electoral está complejo. Porque? Porque no organizamos, no formamos, no vamos al encuentro del otro, porque somos excluyentes, porque también llevamos odio, porque no accionamos en las luchas sociales, porque muchos se quedaron en el tuiter, porque miles de ciudadanos pretender hacerse los desentendidos y dejan todo en manos de los políticos preguntan: y Uds. los de la Mesa que están haciendo?, resulta que el cambio no es de la mesa es de todos. 
A veces pienso mal y concluyo que aquí en Venezuela existen grupos políticos que lo único que les interesa es el conflicto por el conflicto mismo y les favorece que el régimen se mantenga para ellos en base al desastre del país poder crecer, son especie de zamuros, aves de rapiña, son los que llaman a los jóvenes a las guarimbas, a la violencia, son quienes disfrutan que hayan muertos, no les interesan los pobres, les interesa son sus propósitos políticos partidistas, su sub mundo partidario,  esos carajos hacen un gran daño y son más peligrosos que los serviles del oficialismo.

   Por, ultimo el accionar social debe estar presente diariamente en nuestro trabajo político, debemos entender que las masas no se dirigen por sí mismas, es necesaria una dirección política con claros objetivos estratégicos, la UNIDAD dejo de ser un slogan y se convirtió en un concepto y arma política, se descubren a los infiltrados cuando hacen todo lo posible en quebrar la unidad opositora, debemos profundizar el reencuentro con los más humildes también con aquellos que antes apoyaban al régimen, esta es la hora verdadera de lograr construir un escenario que partiendo de la inclusión sin exclusión alguna pueda no solo salir del gobierno sino del modelo económico social totalitario llamado socialismo del siglo XXI. Este gobierno con su modelo van a caer cuando logremos que quienes hoy están haciendo colas para comprar cualquier cosa pasen a la acción política organizada, es decir, de la cola pa´la calle, con contundencia pero sin violencia, la violencia es la única tabla de salvación que le queda al régimen.
 Solo actuando de esta manera, pienso que podemos derrocar al modelo socialfascista.   


FREDDY ALBERTO PEREZ. En la ciudad de Cabudare a los diez días del mes de enero de 2015 a la1 p.m.

COMO DERROCAR AL RÉGIMEN SOCIALFASCISTA DE MADURO Y DIOSDADO. Un modelo político social no cae porque un grupo de personas estén permanentemente deseando su caída. No cae porque existan tuiteros excitados que creen que los gobiernos caen por tuiter. Para que suceda un evento de esta naturaleza deben existir condiciones objetivas que conlleven a generar una situación insostenible socialmente y que luego pueda traducirse en acciones políticas que desemboquen en el evento de crisis de gobernabilidad y que necesariamente termine en un cambio de modelo, de régimen o de gobierno según sea el caso. Por otro lado, a esas condiciones objetivas deben estar presentes las condiciones subjetivas que activen, orienten y direccionen el proceso de cambio. No basta con que la crisis económica expresada en escasez, costo de la vida, delincuencia, desempleo coloque a los venezolanos a padecer vergonzosas colas para lograr después de muchas horas comprar alimentos o papel higiénico, no basta con que la población se caiga a golpes entre ellos mientras hacen la cola, no basta que maldigan al presidente y sus enchufados, no basta con que gran parte de la base social chavista deje de apoyar al gobierno de Maduro y Diosdado Cabello. Para que el régimen caiga junto a su modelo es necesaria la organización de la sociedad desde sus bases, incluyendo a todo venezolano que realmente quiera un cambio de Modelo económico social, se necesita de organizaciones sociales y políticas que eduquen políticamente a los ciudadanos, que se logre hacer el trabajo político con la razón política y no con las emociones. Cuando trabajamos en base a emociones no es posible conseguir el cambio. En Venezuela tenemos la costumbre que grupos que aparentan ser de oposición se dan a la tarea de desarrollar estrategias basadas en emociones como el odio las cuales al final de cuentas favorecen al régimen y a la postre estos pequeños pero muy activos grupos terminan culpando a la dirección de partidos que es la Mesa de la Unidad Democrática. Uno a veces termina pensando si realmente la inteligencia cubana ha hecho tan bien su trabajo que la oposición está infiltrada por estos sujetos, sujetos que aparentan ser los más radicales, sabios y arrechos, pero resulta que siempre lo que hacen o financian terminan a favor del gobierno. Yo estoy por creer que esas personas que llaman un día a un "paro nacional", otro día a Guarimbear, otro día insultando a la MUD, esos , al final no creo que sean de una oposición política. Estamos claros que en Venezuela se vive momentos complejos y angustiantes, eso es cierto. Aquí debemos aplicar la máxima de que “quien se desespera pierde”. Necesario es en primer lugar la máxima unidad de todos los factores opositores, el gobierno se mantendrá en el poder si la oposición se divide, se suicida políticamente; en segundo lugar es necesario ir al encuentro del pueblo de a pié que creyó en el proyecto chavista y que hoy está dejando de apoyar al gobierno, ellos representan millones de personas que son venezolanas y que no se podrá lograr un verdadero cambio sin ellos, debemos ir a su encuentro; en tercer lugar, debemos organizar a los ciudadanos de todos los sectores y grupos sociales y formar conciencia política en la mayor parte de la población, no podemos permitir que las personas accionen por emociones, debe prevalecer la razón política. Se debe tomar en consideración datos cuantitativos que si bien no son los que en última instancia van a determinar nuestro accionar si es bueno tomarlos en cuenta para su consideración. Allí tenemos la última encuesta realizada por la encuestadora Keller,(cuarto trimestre de 2014) la cual cuando aborda el escenario electoral para las elecciones parlamentarias a realizarse en pocos meses los encuestados responden : votarían por la oposición 37%, por el oficialismo 28% y abstencionistas potenciales 35%, es decir si sumamos los abstencionistas potenciales y quienes votarían por el oficialismo se alcanza un 63% , qué significa esto, que a pesar de que el régimen pierde apoyo este porcentaje no se desplaza automáticamente a la oposición, porque? Pudiese ser que la conducta política de grupos opositores no son compartida por estos grupos que ya no apoyan al gobierno. Loa dirigentes y partidos que se la dan de más arrechos son quienes realmente infunden pánico político a millones de votantes. El odio no solo es de los colectivos también es de parte de opositores. El problema a resolver es: cómo hacer para lograr atraer a esos grupos sociales que antes apoyaban al chavismo o que también siempre han estado en los llamados NI-NI; cómo podemos involucrarlos en este proceso de cambio. Veamos, puede ocurrir que teniendo mayoría porcentualmente hablando para las próximas elecciones parlamentarias seguramente sacaremos más votos pero logremos menos diputados que el oficialismo tras el reacomodo de nuevos circuitos electorales. En esa misma encuesta se revela que los oficialistas están más motivados a votar en las parlamentarias que los opositores. Es decir, dadas así las cosas, el panorama electoral está complejo. Porque? Porque no organizamos, no formamos, no vamos al encuentro del otro, porque somos excluyentes, porque también llevamos odio, porque no accionamos en las luchas sociales, porque muchos se quedaron en el tuiter, porque miles de ciudadanos pretender hacerse los desentendidos y dejan todo en manos de los políticos preguntan: y Uds. los de la Mesa que están haciendo?, resulta que el cambio no es de la mesa es de todos. A veces pienso mal y concluyo que aquí en Venezuela existen grupos políticos que lo único que les interesa es el conflicto por el conflicto mismo y les favorece que el régimen se mantenga para ellos en base al desastre del país poder crecer, son especie de zamuros, aves de rapiña, son los que llaman a los jóvenes a las guarimbas, a la violencia, son quienes disfrutan que hayan muertos, no les interesan los pobres, les interesa son sus propósitos políticos partidistas, su sub mundo partidario, esos carajos hacen un gran daño y son más peligrosos que los serviles del oficialismo. Por, ultimo el accionar social debe estar presente diariamente en nuestro trabajo político, debemos entender que las masas no se dirigen por sí mismas, es necesaria una dirección política con claros objetivos estratégicos, la UNIDAD dejo de ser un slogan y se convirtió en un concepto y arma política, se descubren a los infiltrados cuando hacen todo lo posible en quebrar la unidad opositora, debemos profundizar el reencuentro con los más humildes también con aquellos que antes apoyaban al régimen, esta es la hora verdadera de lograr construir un escenario que partiendo de la inclusión sin exclusión alguna pueda no solo salir del gobierno sino del modelo económico social totalitario llamado socialismo del siglo XXI. Este gobierno con su modelo van a caer cuando logremos que quienes hoy están haciendo colas para comprar cualquier cosa pasen a la acción política organizada, es decir, de la cola pa´la calle, con contundencia pero sin violencia, la violencia es la única tabla de salvación que le queda al régimen. Solo actuando de esta manera, pienso que podemos derrocar al modelo socialfascista. FREDDY ALBERTO PEREZ. En la ciudad de Cabudare a los diez días del mes de enero de 2015 a la1 p.m.

Compartir este post

Repost 0